LÓPEZ MAYO: “LO DIFÍCIL REALMENTE ERA LLEGAR BIEN COLOCADO A LA ÚLTIMA CURVA”

El sevillano de Villanueva del Ariscal logra a sus 23 años su primera victoria en la categoría

Ganadorx

Francisco López Mayo recibe el trofeo de manos de Manolo Nieto, gerente del IMD. FOTO: Federico Walls

21.07.2019. El sevillano Paco López Mayo, vencedor de la XX Clásica Velá de Triana, aseguró tras cruzar la meta de Carlos III que la clave de su triunfo fue su capacidad para entrar bien situado en la recta final: “Lo difícil realmente era llegar bien colocado a la última  curva, pero he logrado salir el tercero y he esperado mi momento hasta arrancar cuando he escuchado que los rivales subían piñones”, explicaba el corredor de Villanueva del Ariscal antes de recordar que conocía bien la llegada: “Hace dos años hice sexto en esta misma meta”.

El vencedor reconoció que había estado “todo el tiempo en el grupo, atento a algunos cortes. Quería disputar la meta volante pero no pude porque se había formado un grupito delante”, dijo López Mayo, que no temió quedarse fuera de la disputa del triunfo ni siquiera con la escapada del surafricano Munton: “Era un esfuerzo en solitario y con el equipo Extremadura tirando detrás estaba casi seguro de que no llegaría a meta”.

El sevillano, que compitió las últimas cuatro campañas precisamente en las filas del Bicicletas Rodríguez, decidió este año tomárselo con calma y recaló en el conjunto máster Polsando, con el que ha ganado “un par de carreras o tres”, si bien de menor rango, además de ser tercero en el Campeonato de Andalucía elite. Con todo, López Mayo no contaba con ganar la Clásica Velá de Triana, para la que se inscribió junto a un compañero con el CC Caracol: “Me he visto bien esprintando todo el año, sobre todo las últimas semanas, pero como mucho esperaba pelear por el podio”, admitió el flamante ganador de la carrera